Actualidad »Cine y teatro »Crónicas »Música »

Homenaje a la música de cine. Volumen II

Viene de: Homenaje a la música de cine. Volumen I

El sonido no estaba microfoneado ni amplificado, por lo que era muy puro, muy analógico. Los que tuvimos la suerte de disfrutar del concierto en el patio de butacas, pudimos escuchar a la perfección cada uno de los instrumentos intervinientes en cada uno de los cortes.

royal-albert-hall-1

Supongo que los asistentes que se encontraban en zonas más altas y laterales también lo escucharían genial, pero no pude intercambiar impresiones al respecto. La sección de violines estuvo magnífica, el coro inconmensurable, la sección de viento precisa, pero lo que sin duda sobresalió fue la sección de violonchelos. ¡Qué manera de interpretar! Parecía que estaban grabados previamente al concierto, incluso uno de los violonchelistas se parecía a Bilbo Bolsón, tío de Frodo.

La apoteosis llegó en los créditos. Una suite con solo de voz femenina (que en la versión cinematográfica la realizaba Enya). Nada tenía que envidiarle la voz de aquella mujer a la de Enya, nada en absoluto. ¡Cómo enlazaba notas agudas con graves con una suavidad y continuidad dignas del terciopelo más cotizado! La orquesta, sabedora del final próximo de la obra, lo dio todo en este último corte. Interpretación y concentración perfectas, sentimiento y técnica.

Estos conciertos, son un homenaje a los creadores sinfónicos contemporáneos. Es un sector musical en expansión. Sin duda, los compositores de obras musicales para películas, son los Mozart, Beethoven y Bach contemporáneos. Cine y música no pueden ir separados. Qué sería el uno sin el otro, sin embargo, muy pocos conocen a compositores de este perfil. John Williams, James Horner, Hans Zimmer, Basil Poledouris, Mizlos Rozsa, James Newton-Howard, Ennio Morricone… son algunos de los compositores más destacados, a los que les debemos mucho más que sus legados musicales; les debemos los sentimientos que nos despiertan escenas de amor, luchas y batallas, acción y suspense… porque el cine es música y sin ella, aquel no despertaría interés.

1 Comentario

    • Serafín Roca
    • el 23/04/2009 a las 4:36 pm

    ¡ Cómo me hubiese gustado estar allí !