Cine y teatro »Cultura »Peli de sofá »

Déjame entrar

¡Madre mía! ¡Qué película más bonita! Esto es lo que, seguramente, exclamaran si deciden hacer caso de mi sugerencia semanal. La película es del género de los “chupasangres”, muy de moda en la actualidad, pero seguro que no han visto otra igual. Déjame entrar es una historia de amor entre un niño y una no niña, está llena de gestos bonitos, imágenes poéticas y cuellos que giran 180º.

Actualmente, se ha estrenado en los cines el remake americano, la europea es perfecta tal como es, así que entiendo tal despropósito. La original, sueca toda ella, goza de una belleza onírica al más puro estilo videoclip de los Sigur Rós que no sé si habrá sido captada en dicho remake, pero bueno, allá ellos.

La historia, como ya he dicho al principio, es de un niño y una no niña, el niño sufre acoso escolar, goza de pocos amigos y sueña con matar. La no niña es una recién llegada a ese precioso lugar que mata para vivir, ambos se encuentran en el patio de su casa e inician la más bella historia de amor. Tras esta “simple” historia subyacen temas como el género, la homosexualidad y la lucha por la supervivencia. Toda ella, fascinante.  

Fuente de la fotografía: calcuadrado.es

1 Comentario

    • Anónimo
    • el 23/12/2010 a las 6:20 pm

    Pues no dejes de leer el libro, es una maravilla.