El Cuaderno de Wayne »

Vamos a ser honestos

Dos años cumple en este 23 de febrero de 2011 elmundodewayne.es. Comenzaré por decir que estoy orgulloso, para que mentir. Eso no quita para que en las siguientes líneas mezcle felicidad, agradecimientos y también autocrítica. El año pasado hice un balance numérico de lo que había sido el primer año de existencia. En éste me voy a centrar más en las sensaciones.

Sí diré de las cifras que simplemente (aunque no es poco) nos han confirmado los datos del primer año. La realidad es que hemos publicado un poco menos intentando buscar algo más de calidad  y hemos obtenido más visitas, más visitantes únicos con menos páginas vistas. Hemos descendido en comentarios, pero hemos crecido en presencia en redes sociales. ¿Lo hemos pretendido así? La realidad es que no, ha sido consecuencia de la naturalidad. Ayer escuchaba a Julio Alonso hablar de polución vs olvido y lo único que espero es que no hayamos fomentado la polución. Pero la cuestión es que las cifras no fueron lo importante al principio, no lo son y espero que no lo sean. A pesar de que todo lo que rodea este proyecto es gigante, lo más importante son los contenidos, punto.

BALANCE

¿Balance? Mi balance sincero es de agradecimiento. Es el único que puedo hacer y es un balance dirigido los compañeros de proyecto/ilusiones que siempre han estado ahí, desde el principio hasta ahora: comenzando por la parte técnica y de diseño a cargo de Novak, y continuando por los contenidos por Wario, Anagil, Enterarte, EME, FBayon, Mordecai y Natascha. No han desistido y siguen ahí, lo cual me parece admirable y me quito el sombrero ante ellos.

Además este año Erica Fustero nos regalo unas cabeceras maravillosas para las secciones y se incorporo al equipo gente tan interesante como Garrapatera, Corolario, Jonás o Frago.

Y por supuesto a todo el que nos lee, nos ha leído alguna vez o considera que esto tiene algo de sentido. Aquí lo único importante es comunicar y obviamente si no hubiese con quién comunicar, no habría proyecto.

PREOCUPACIONES

He dicho a comienzo de esta reflexión que iba a ser sincero y es más voy a ser imprudentemente sincero. ¿Qué me preocupa ahora? Me preocupa cómo va el mundo y cómo evoluciona el periodismo. Me preocupan los muertos de Libia y me preocupa los compañeros sin trabajo. Preocupaciones que a buen seguro estoy y estamos lejos de poder solucionar, incluso de tener una mínima incidencia en ella. Lo único que desde aquí podemos hacer es comunicar (informar y opinar) y tratar de hacerlo bien. Moralmente no creo que deba preocuparme en exceso de muchas más cosas, en tanto en cuanto a buen seguro serán menores que las citadas. Por ello lo que podemos hacer es trabajar, trabajar y trabajar.

¿Y AHORA QUÉ?

Ahora vamos a darle una vuelta a este proyecto. Dos años SÍ es un tiempo prudencial y una experiencia para evaluar lo acontecido, analizar, ver qué hemos hecho bien, qué hemos hecho mal y actuar en consecuencia. Este proyecto, pequeñito pequeñito, no ha hecho más que nacer. Ahora es turno de hacerlo evolucionar.

Así pues nos tomaremos unas semanas para publicar un poco menos y, sin embargo, hacer crecer la idea. A pesar de todas las dificultades, trabas, problemas varios que nos encontramos en el día a día los que aquí escribimos, me alegra comprobar que el día que cumplimos dos años nuestra portada habla de las revoluciones árabes, de un consumo alimenticio responsable, de los paraísos fiscales, de arte o de la historia de Miguel Nonay. Lo estaremos haciendo mejor o peor, pero amigos, seguimos sin hablar del Real Madrid, de Zapatero o de Operación Triunfo. Algo es algo.

Mi responsabilidad como director de este proyecto es grande y lo es hacia mis compañeros (que realmente son los que forman junto con los lectores El Mundo de Wayne) y hacia las preocupaciones que antes he mencionado. Y si no fuese así, debería «colgar el teclado» a la orden de ya. Así que mi responsabilidad radica en saber transformar este proyecto en un medio de comunicación sostenible y responsable que se preocupe de las cosas que pasan en el mundo. Alguno dirá «ja!» y yo podría añadir que soñar es gratis, pero también que no intentarlo sería cobarde y estaría traicionando la ética de mucha gente. Si alguien me acusa de algo, ahora o más adelante, que me acuse de iluso o imprudente (hombre, tuercebotas o abrazafarolas también me haría ilusión), pero no de enchufado, ni de pelota, ni de conformista, ni de falta de ética.

En estos 730 días de nuestras vidas no he sido capaz todavía de aproximar el proyecto a los objetivos mencionados. Así que, como reza el título de esta reflexión es momento de ser más honestos que nunca, analizar y seguir trabajando. Los festejos, parabienes y demás los dejamos para más adelante, que hoy, 23 de febrero, a estas horas, hay mucho por lo que trabajar. Así lo siento y así lo expreso.

Comparte este artículo

Si te ha gustado este artículo, compartelo.

2 Comentarios

    • fran
    • el 23/02/2011 a las 11:05 pm

    Muchas felicidades amigo por este portal hacia las «otras noticias». Cada día me gusta más y yo pienso ser este año que viene uno de los que más entra en el mundo de wayne y también escribiré un poquito más de lo que lo he hecho hasta el momento. Hay que apoyar uno de los grandes proyectos que hay en este país a muerte. QUE VIVA EL MUNDO DE WAYNE!!

    • Kid
    • el 25/02/2011 a las 1:57 pm

    Muchísimas gracias de parte de todo el equipo que además te aprecia mucho! Será un placer tenerte como lector y leerte, ambas cosas! You know!!!!!!