Completado el Máster en Innovación Periodística

Todo llega. Finalizado el Máster de Innovación Periodística. Han sido nueve intensos y extraordinarios meses de trabajo. Satisfacción por lo realizado, alegría por lo compartido y motivación por todo lo que viene como consecuencia de lo anterior.

 

Conocí el MIP con motivo de la producción para On Topic. Ya en el primer año del evento había dado con el recomendable blog del Máster en plena búsqueda de cuestiones relacionadas con la innovación periodística y sería en 2018 cuando tendría la oportunidad de conocer a Miguel Carvajal. Buscaba un ponente especializado en modelo de negocio en nuestro sector para la segunda edición del XL. Necesitaba un teórico que nos hiciese una fotografía completa de cómo eran las vías de negocio que surgían en el panorama de aquel momento, cuáles funcionaban y cuáles no. Miguel nos regaló una clase maravillosa. Además ese mismo año José Alberto García Avilés clausuró On Topic XL y al año siguiente Félix Arias vino a hablarnos de la experiencia del Local Data Lab. Tras escucharles tuve claro que quería seguir aprendiendo de ellos y del ámbito en el que profundizaban: la innovación periodística. Y fue el año pasado cuando encontré el momento adecuado para ello.

 

Félix Arias en su ponencia en On Topic XL 2019

Félix Arias en su ponencia en On Topic XL 2019

 

Nueve meses después el MIP ha terminado. Un buen amigo me preguntaba hace unos días para qué había hecho el Máster y qué había obtenido ahora que ya lo había terminado. Pues bien, seré transparente, hice el Máster por varios motivos entre los que subrayo estos cuatro:

 

  • Reconectarme con la parte periodística más pura de mi trabajo (y que añoro puede que incluso desde elmundodewayne.es).

 

  • Aprender sobre uno de los ámbitos que más me interesa del sector: la innovación.

 

  • Abrir una vía, una posible puerta a un futuro relacionado con el ámbito académico.

 

  • Terminar el Máster con algo nuevo y concreto: un producto periodístico y/o una nueva línea de negocio.

 

Mentiría si dijese que tengo la fotografía completa de lo que me deja el MIP, me falta reposar gran parte de lo vivido y aprendido. Pero sí puedo adelantar que intuyo como completados los cuatro puntos.

De bonus me he llevado un grupo excelente de compañeras y compañeros con los que poder compartir / consultar cuestiones profesionales. Y el regalo de alguna amistad de esas que se disfrutan de verdad. Cuando la pandemia nos de un respiro y podamos por fin reunirnos, sospecho que este último capítulo incluso crecerá.

 

Última clase de la promoción 2020-2021 del MIP

Última clase de la promoción 2020-2021 del MIP

 

El aprendizaje ha sido increíble, aplastante. De los tutores, de los profesores de cada asignatura, de los ponentes y de los compañeros. Había tantos profesionales de los que aprender que no hacerlo hubiese sido una gran pérdida de oportunidad.

Hemos visto o conocido desde áreas completas y que tenían un peso muy importante como las de modelo de negocio o nuevas narrativas, hasta disciplinas más concretas como la experiencia de usuario de la mano de Luis Calderón o el business intelligence con Pau Llop. Infinidad de proyectos concretos como Ojo Crítico a través de una masterclass con Nelly Luna o El Gato y la Caja por recomendación de la compañera Daniela Zamit. Y también un interesante surtido de herramientas, algunas de las cuales incluso nos lanzamos -entre todos los compañeros- a agrupar y poner en abierto en forma de nota.

 

Reportaje publicado en El gato y la caja

Reportaje publicado en El gato y la caja

 

Es tal el volumen de conocimiento al que hemos tenido acceso que he reservado un buen espacio durante los próximos meses para masticar y profundizar en numerosos puntos que he ido «subrayando». Toca asentar conceptos. 

Adicionalmente las prácticas de cada asignatura nos han posibilitado conocer de cerca o profundizar en diferentes proyectos.. En mi caso me he acercado a algunos proyectos de carácter empresarial como AJE Zaragoza (gracias a Peter Lozano, Cristina Ibañez, Luis Solana y Félix A. Tena), otros de carácter tecnológico como el proyecto Hipatia de Henneo (gracias a Rafaela Campani) y otros de carácter periodístico como National Geographic España (gracias a Ismael Nafría) o Story Data (gracias a Eli Vivas). Del proyecto de Eli tuve la suerte además de poder escribir un artículo en el blog del MIP: Story Data, del dato a la historia. La amabilidad que tuvieron todos ellos en abrir su agenda, su espacio, su tiempo y su proyecto a alguien que se lo solicitaba para la práctica de un Máster fue digna de mención y agradecimiento. 

 

Artículo sobre Story Data publicado en el blog del MIP

Artículo sobre Story Data publicado en el blog del MIP

 

Habrá espacio y tiempo para hablar de los otros puntos. Se asoman proyectos y momentos muy interesantes.

“Si la gente no aprecia el buen periodismo es su problema, no el nuestro” podemos pedir que esculpan en nuestra lápida, escribe Alfredo Casares en su obra “La hora del periodismo constructivo”, en un claro llamamiento a huir del conformismo, a buscar los caminos que nos lleven a nuevos escenarios en los que desarrollar nuestra profesión y cuyo tránsito no solo tiene que ver con cuestiones tecnológicas. El MIP es un primer paso en esa búsqueda, te construye una escalera de conocimiento para poder mirar los posibles caminos desde una perspectiva mucho más sólida. Y partir de ahí, sí, tomar una dirección. El momento y la profesión lo demandan. 

 

Viriato Monterde Alloza. Responsable de 960.

 

* Foto de cabecera: usuario Fred Marriage en Unsplash

¿Más información?

13 + 5 =

Teléfono: (0034) 615 13 79 89

Email: hola@960pixels.com

Dirección: calle San Pablo 12 (Zaragoza, 50003)