Un periodismo sostenible, por María García de la Fuente 

 

Regresamos a las ediciones presenciales de On Topic -el ciclo sobre contenidos digitales que celebramos mensualmente en ETOPIA– y lo hicimos para profundizar sobre una temática que nos plantea algunas inquietudes. Desde los medios comunicamos con cierta asiduidad -quizás menos de la necesaria- la importancia de la sostenibilidad ambiental. De caminar hacia ella, de repensar modelos. La inquietud llega de la mano de la ejemplaridad que lleva implícita nuestro oficio y que nos hace plantearnos la siguiente cuestión: ¿Cómo podemos hacer nuestro trabajo diario de forma más sostenible? 

Para responder a la cuestión tuvimos el placer de contar con María García de la Fuente, periodista ambiental con más de veinte años de trayectoria y actual presidenta de la Asociación de Periodistas Ambientales (APIA). María planteó una serie de campos a trabajar que abarcaban desde la sostenibilidad del edificio donde se encuentre el medio o periodista hasta la movilidad, pasando por cuestiones como el consumo de recursos, la publicidad o la movilidad. 

 

Edificios sostenibles y consumo de recursos

En el caso de los edificios donde se encuentran situadas las redacciones de la mayor parte de medios, María explicó que suele producirse un contraste significativo: o se trata de edificios muy antiguos situados en el centro de la localidad o se trata de edificios muy nuevos situados más a las afueras. Aunque los nuevos suelen disponer de características más sostenibles – es el caso de las nuevas redacciones de Servimedia o agencia EFE- también afrontan dificultades durante un período de tiempo. María contó su propia experiencia como miembro del equipo fundacional de Público y las características vinculadas a aprovechamiento del espacio, calefacción, iluminación o reciclaje que tuvieron que corregir con el paso de los meses. 

En cuanto a iluminación, María detalló como en numerosas redacciones se hace un uso deficiente. De entrada por aspectos tan básicos como que -al tratarse de espacios bastante grandes- los redactores en ocasiones no conocen tan siquiera donde se encuentran situados los interruptores. Así sucedía por ejemplo en La Vanguardia hasta que los señalizaron con carteles que recordaban a las redactores la importancia de apagar las luces de su sector al marcharse de la instalación. 

El papel ha sido claramente otro de los recursos de los que se hacía un uso muy mejorable en nuestra profesión. Especialmente en grandes redacciones. En este punto María daba una pista práctica para fomentar un mejor uso: reducir al máximo el número de papeleras disponibles en las instalaciones. No tener una papelera cercana al puesto de trabajo conlleva directamente que se imprima menos papel. 

Siguiendo con el el consumo de recursos, el agua es otro elemento destacado. Aquí María aboga por el uso de botellas de aluminio entre los redactores. En caso de existir dispensador de agua que no disponga de vasos de plástico, de los cuales además se suele hacer un solo uso. También por iniciativas en las instalaciones como cisternas de bajo consumo y grifos con sensores. La idea general para este capítulo que planteó María García de la Fuente es que desde las redacciones se tenga un poco más de conciencia sobre la procedencia y el uso de los recursos naturales

 

Reciclaje, restauración y publicidad

En materia de reciclaje también ha existido durante mucho tiempo un amplio margen de mejora. La instalación de algo tan básico como contenedores para separar  los residuos ha sido un paso adelante. Hay iniciativas más avanzadas como la de la revista Quercus que envían los ejemplares a sus suscriptores protegidos por un envoltorio de fécula de patata en vez de plástico. 

Si hablamos de restauración dentro de los medios de comunicación, María apuesta por el consumo de alimentos de proximidad y de temporada, así como un etiquetado correcto para el periodista sea consciente de lo que está consumiendo. Además alerta de casos concretos como lo que supone tener una máquina de café de cápsulas en una redacción grande con el consecuente consumo desmedido de plástico procedente de las cápsulas del café, de la leche y del azúcar. 

En cuanto a  la publicidad, el planteamiento y el reto son directos: no aceptar publicidad de anunciantes que no cumplan con una serie de criterios medioambientales. La revista Ballena Blanca ha implantado esa política. 

 

Movilidad

La movilidad es otro de los puntos a debate. No en vano la profesión periodística está muy vinculada a ella. La primera y más común con otras profesionales es la cuestión de los desplazamientos de los trabajadores a las instalaciones de los medios, un capítulo donde sí hay algunos medios que incentivan el uso de transporte público entre sus trabajadores. María apuesta además por la bicicleta y por caminar en aquellos casos que esto sea posible en cuanto a distancia. Aunque señala que la mayor parte de los medios carecen de aparcamientos para bicicletas en sus instalaciones.  

Otra arista vinculada a movilidad es la flota de vehículos que utiliza el propio medio para los desplazamientos. En este punto, solo Agencia EFE ha apostado por una flota de vehículos híbrida, poniéndose de manifiesto la necesidad de un cambio progresivo en el sector. Tampoco disponen las instalaciones de los medios de estaciones de recarga eléctrica para los trabajadores que puedan tener un vehículo de estas características. 

En este punto de la sesión se debatió con interés sobre la conveniencia de una parte de los desplazamientos que realizan algunas cadenas de la televisión. De cómo un criterio más razonable de esos desplazamientos podría ayudar a reducir la huella ecológica de medio. 

En cuanto a los «deberes» que tienen por delante la mayor parte de medios de comunicación en España -más allá de los ya señalados- María García de la Fuente destacó dos por encima de todos: formación en sostenibilidad para los redactores y cargos superiores, así como certificaciones medioambientales tales y como las que sí que han obtenido El Economista, Servimedia o EFE. 

 

María García de la Fuente

María García de la Fuente es Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Licenciada en Historia por la UNED. Ejerce el periodismo ambiental desde hace 20 años, cuando empezó en la agencia de noticias Europa Press. Después de 8 años, pasó a formar parte del equipo fundacional del diario Público, en la sección de Ciencias. Ha trabajado en el Gabinete de prensa del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, y actualmente es la presidenta de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA).

 

 

¿Más información?

2 + 13 =

Teléfono: (0034) 615 13 79 89

Email: hola@960pixels.com

Dirección: calle San Pablo 12 (Zaragoza, 50003)